Somiedo, el territorio más salvaje y auténtico de la España Verde, reúne un espectacular conjunto de escarpadas montañas, profundos valles y lagos glaciares, grandes mamíferos, flora única y tradiciones milenarias.

En Somiedo podemos disfrutar del paisaje caminando, corriendo o en bicicleta, en Nomadish tenemos todas las opciones para que disfrutes de unos días de vacaciones inolvidables.

Ven a caminar o correr durante varios días recorriendo los lagos glaciares de Saliencia o el Lago del Valle, el mayor de toda la Cordillera Cantábrica, situado en un impresionante circo glaciar, rodeado con cimas como los picos Albos, peña Orniz o la sierra de la Mortera.

Conoce las Brañas con sus cabañas de techo de teito, construcciones ancestrales utilizadas por la ganadería de alta montaña característica de la zona y duerme bajo las estrellas en las lagunas del Páramo para ver al rey de las montañas asturianas al amanecer, el oso pardo cantábrico.

Transita las rutas de los últimos nómadas, los vaqueiros de alzada, una estirpe milenaria de pastores trashumantes que aún hoy en día recorren los senderos montañosos de Somiedo.

Somiedo es un paraíso para la práctica de la bicicleta y el trail running, no en vano se celebran algunas de las pruebas con más solera del país: La Vuelta Ciclista, La Batallona de Somiedo, La Rosca o el DesafíOSOmiedo. Con Nomadish podrás vivir esa experiencia en cualquier momento del año.

Pero no solo eso, Somiedo es un lugar espectacular para el ski de travesía o las marchas con raquetas, en invierno principalmente.

Somiedo es un lugar único con una fauna y flora singular: osos pardos, lobos ibéricos, gatos monteses, urogallos, ciervos, corzos y rebecos, mustélidos, y especies singulares de flora como la Centaura de Somiedo.

Y por supuesto no podemos estar en Asturias y olvidarnos de la gastronomía: fabada, pote asturiano, tortos de maiz, cachopo, arroz con leche...